*♥*´¯`*.¸¸.*´¯`* BIENVENIDOS A MI BLOG *´¯`*.¸¸.*´¯`*♥*

LA RANITA FLOP Y SU FANTASTICO PARAGUAS..

En un campo verde había una laguna muy azul. En la laguna azul flotaban redondos camalotes. En el camalot más lindo vivía la ranita Flop. Ese día la ranita Flop estaba muy contenta. Era su cumpleaños y su madrina le había prometido un regalo muy especial. De pronto se oyó un fuerte: ¡Plash! y la laguna comenzó a balancearse para un lado y para el otro. -¡Ay!- dijo Flop -¡casi me caigo de mi camalote! La madrina había saltado con un paquete largo, larguísimo, que sostenía con las dos manos haciendo equilibrio para no caerse. -¿Qué es? ¿Qué es?- dijo Flop emocionada. Y lo comenzó a abrir. -¡Fantástico!- dijo Flop, siempre quise tener un paraguas rojo. -¿Lo puedo probar? -Por supuesto- dijo la madrina. Y Flop se fue de paseo con su paraguas nuevo. Saltó de camalote en camalote y llegó a la orilla. Empezó a caminar y como el sol estaba muy fuerte descubrió que el paraguas tenía una hermosa sombra. A la ranita Flop, le pareció fantástico. Después el cielo se llenó de nubes negras y comenzó a soplar un fuerte viento. A la ranita Flop le costó mucho trabajo sostener su paraguas. Parecía que el viento se lo quería arrancar de las manos. Pero… de pronto sopló con más fuerza y ¡ooooooh sorpresa!… la ranita Flop comenzó a volar. A la ranita Flop, le pareció fantástico. Plic, plic, plic. Empezó a caer una gota, otra y otra. Y se largó a llover muy fuerte. -¡Qué tormenta!- dijo Flop y descubrió que sentadita debajo del paraguas se sentía protegida y seca. Y a la ranita Flop, le pareció fantástico. Cuando terminó la tormenta, Flop regresó a la orilla de la laguna azul. Pero… ¿Qué había pasado?… El viento había alejado mucho a los camalotes. Ahora ¿cómo los alcanzaría? Entonces Flop apoyó el paraguas en el agua y comprobó que flotaba. Se subió en él y descubrió que su paraguas rojo podía ser un buen barco. A la ranita Flop, le pareció fantástico. Cuando llegó a su camalote, todas las ranitas la esperaban con una torta con dos velas rosas y un chocolate caliente para compartir. Y a la ranita Flop… esto, ¡también le pareció fantástico! De Maria Mercedes Cordova

No hay comentarios:

Photobucket"